Blog Personal

  • Arturo Téllez

Evolución Necesaria


El mes pasado compartía en otro foro, una opinión sobre los resultados que Hays –Consultora en recursos humanos- y Oxford Economics daban a conocer de su estudio “Índice Global de Habilidades 2014”, en el cual aluden a la situación del mercado laboral y el talento disponible en 31 países.

Mi comentario versaba sobre el desajuste de talento entre el personal disponible carente de competencias y habilidades y el que las organizaciones requieren en México.

Hoy, a propósito de Continuidad de Negocios y Recuperación de Desastres, reflexionaba sobre cuánto ha cambiado el entorno organizacional en los últimos 10 años, y si como profesionales –en tecnología- poseemos los conocimientos y habilidades sobre estas prácticas, acorde a dicha evolución.

Si bien es una pregunta que aplica para cualquier profesionista sea cual sea su área de estudio y/o función que desempeña en la empresa, en temas de contingencia, ¿cuán entrenados estamos para prevenir, mitigar y/o gestionar un incidente?.

Al igual que sucede cuando insertamos nueva tecnología en la organización, es común que cuando adoptamos una práctica de continuidad o de recuperación, asumimos que el equipo de TI y/o negocio, posee las habilidades necesarias para implementarla. Pero, cómo podría ser esto cierto cuando los negocios han evolucionado, la tecnología ha avanzado -e incluso nos ha rebasado-, los riesgos se han multiplicado y por consiguiente, los incidentes se han incrementado, y por otro lado el grupo de tecnologías sigue siendo el mismo, con el mismo compendio de habilidades y las mismas prácticas, buenas o malas.

He también abordado en otras colaboraciones que el punto de partida para incursionar en una práctica de este tipo, es el entendimiento de la Alta Dirección. Por lo que, una vez que hemos sorteado ese dilema, se me ocurre que una reflexión necesaria es qué tan preparado está el equipo responsable –en particular el de TI-, en primera instancia primero para diseñar y validar los controles necesarios y segundo término para hacer frente a una contingencia más allá del papel. Es completamente válido que en este punto, el camino se vuelva divergente hacia 3 rutas. Capacitar a nuestro personal, buscar el apoyo de un tercero especializado o ambas – incluso si la segunda y tercer alternativas implican ceder terreno en temas de gobernabilidad tecnológica.

Y aquí nuevamente una recomendación indispensable. Si en nuestra estrategia, está el buscar un tercero, debemos asegurarnos que sea un jugador con la robustez y madurez tecnológica necesarias y no nos estamos embarcando en una aventura de proporciones mayores que lejos apoyarnos a mitigar el riesgo, lo estemos incrementando.

Publicado por Disaster Recovery


© 2020 by Arturo Téllez Mejía

Correo Electrónico de Arturo Téllez Mejía
  • Perfil Facebook Evolución Digital 5.0
  • Perfil LinkediIn Arturo Téllez Mejía