Blog Personal

  • Arturo Téllez

México y la Revolución que se Avecina


Cada vez es más frecuente escuchar sobre la nueva “Revolución Industrial”, la cuarta en la historia de la humanidad. No hay paso a especulaciones, el mismo Foro Económico Mundial emitió ya un informe denominado El Futuro del Trabajo.

Un suceso multifactorial de dimensiones descomunales y complejidad aún mayor se ha venido gestando desde hace aproximadamente 5 años. Imposible identificar un día específico en el calendario, como tampoco definir un periodo determinado en que concluirá. Solo apreciaremos signos cada vez más evidentes conforme el tiempo siga avanzando.

Esta cuarta Revolución está caracterizada por el uso potenciado de múltiples tecnologías convergiendo al mismo tiempo. Cloud Computing, Big Data, Inteligencia Artificial, movilidad e Internet de las Cosas, son solo unas de las más notables, dando paso a sistemas ciberfísicos que nos acompañarán por un buen rato en diferentes ámbitos.

Al igual que en hitos similares -pero en absoluto iguales- surgen interrogantes respecto al futuro del trabajo. ¿Cuáles son los beneficios reales del avance tecnológico?, ¿La tecnología nos proporciona una mejor calidad de vida o atenta contra nosotros?, ¿Seremos desplazados por las máquinas?

Qué le depara a una nación como México para cuya estimación de crecimiento en el 2017 es menor al 2.5% y la competitividad se encuentra en la posición 57 de 142 países. La tasa de desempleo actual es del 3.6% de la Población Económicamente Activa y se tienen 7.5 millones de ninis correspondientes al 22% de los jóvenes en el país.

Se destaca que las empresas deberán incursionar de forma disruptiva en la era digital para sobrevivir, pero en México las PyMEs -que equivalen al 95% de un total de 5 millones-, aún están visualizando como iniciar la transición a esta nueva era, francamente frenadas por aspectos regulatorios, políticos y económicos.

Lo más relevante es que si bien pareciera que el factor preponderante para transitar esta nueva era industrial es la tecnología, el ingrediente principal será el talento. Incluso algunos apuntan a llamarla Revolución del Talento.

Más que nunca, las habilidades suaves e interpersonales liderarán la lista de las más requeridas, pues en este rubro las máquinas no tienen cabida.

La nueva revolución industrial en ciernes, no es algo que podamos detener. El único camino es adaptarnos al cambio y subirnos al tren de la disrupción digital. Está de sobra decir que los profesionales relacionados con las TIC seremos protagonistas en esta puesta en escena y necesitamos asumir la responsabilidad por ese hecho para ser los agentes de cambio que requieren las organizaciones, universidades y sociedad en su conjunto para bien de nuestro país.

Publicado por ComputerWorld México


#Skills #Disrupción #Tendencias

© 2020 by Arturo Téllez Mejía

Correo Electrónico de Arturo Téllez Mejía
  • Perfil Facebook Evolución Digital 5.0
  • Perfil LinkediIn Arturo Téllez Mejía