Blog Personal

  • Arturo Téllez

Innovación para la Agilidad


En mi anterior publicación comenté sobre cuatro dominios necesarios a revisar, una vez que la organización decide emprender el camino hacia una TI más ágil: Tecnología, procesos, gente y cultura organizacional. Por su parte, Forrester menciona 10 atributos: Respuesta del mercado, integración de canales, diseminación de conocimientos, psicología digital, gestión de cambios, inteligencia de negocios, elasticidad de infraestructura, arquitectura de procesos, innovación de software y cadena de suministro y abastecimiento.

Podemos fácilmente hacer una correspondencia entre unos y otros. En esencia todos poseen un común denominador, la innovación como medio para llegar a ese punto deseado. No basta con reemplazar elementos nuevos por viejos, debemos transformarnos radicalmente para generar los resultados que la empresa requiere.

La innovación está intrínsecamente relacionada con la agilidad en los negocios y por consecuencia con las tecnologías de información, sean estas, el centro de datos, el software, la infraestructura o incluso las personas que ejecutan prácticas de gestión sobre estos componentes.

Por consiguiente, es necesario asumir que como todo proceso, la innovación en TI para lograr la agilidad deseada, requiere la identificación de roles y la ejecución de pasos específicos para lograr el éxito en su implementación.

Al respecto de los roles podemos identificar básicamente los siguientes:

  • El líder, quién identificará la necesidad para transformar a un entorno ágil y articulará todos los atributos o dominios necesarios para determinar la factibilidad de hacerlo

  • El implementador, quién será responsable de orquestar todo el proceso de innovación y llevar el proceso de una fase a otra

  • El patrocinador, quién se encargará de ayudar al equipo de TI a conseguir los recursos necesarios

Ahora bien, ¿qué fases debe integrar este proceso de innovación llamado “transición a un entorno ágil”? Podemos identificar 4 fases principales:

  • Iniciación del proyecto, una vez que hemos evaluado el escenario actual tanto de la organización como de TI y decidimos iniciar la transformación.

  • Desarrollo del concepto e implementación, consiste en diseñar los nuevos escenarios y probar su factibilidad técnica y/o funcional. Una vez aprobados, deberán implementarse.

  • Aprendizaje, adaptación y control. En este punto podemos desarrollar y refinar nuevo conocimiento sobre cómo aplicar la agilidad en otras áreas, procesos o componentes de la organización, surgiendo así nuevas oportunidades. También se establecen los controles para los nuevos componentes, además de clarificar los roles de usuarios, personal de TI y proveedores de servicios.

  • Transferencia, esta última fase implica que el equipo a cargo de la transformación aprovechará las experiencias adquiridas e iniciará un programa de difusión hacia toda la organización.

Por último, es importante reconocer que múltiples tecnologías pueden encontrarse en diferentes fases de la transformación hacia la agilidad, lo que hace particularmente importante la efectividad y por qué no, la agilidad misma del equipo de trabajo para lograr el éxito.

#Tecnología #Tendencias

© 2020 by Arturo Téllez Mejía

Correo Electrónico de Arturo Téllez Mejía
  • Perfil Facebook Evolución Digital 5.0
  • Perfil LinkediIn Arturo Téllez Mejía