Blog Personal

  • Arturo Téllez

El talento de TI requerido en la industria


Capital Humano

A finales del año pasado, Hays -firma de consultoría especializada en recursos humanos- dio a conocer los resultados de su estudio “Índice Global de Habilidades 2014”, que elaboró en conjunto con Oxford Economics y muestra la situación del mercado laboral y el talento disponible en 31 países, entre ellos México.

En una escala del 0 al 10, nuestro país descendió una décima con respecto al año anterior y obtuvo una calificación de 5.8 –siendo 5 el punto de equilibrio-evidenciando nuevamente el déficit de capital humano con las habilidades necesarias que las empresas de hoy requieren.

Básicamente se evalúan indicadores referentes a los temas laboral, salarial, de talento y educativo. Y es que si bien, el mercado laboral mexicano muestra relativa “fortaleza”, a pesar de los cambios a nivel global, la economía y las reformas estructurales propuestas -algunas ya en marcha-, sigue existiendo un desajuste de talento entre el personal disponible carente de competencias y habilidades y el que las organizaciones requieren, máxime considerando esas mismas variables.

En este sentido, no debería ser menos preocupante para el sector de las Tecnologías de Información y Comunicación, ya que particularmente la industria de las Telecomunicaciones se considera será una de las más dinámicas en los próximos años.

Particularmente en las TIC, ¿qué necesitamos para reducir este desajuste y preparar profesionales con las competencias que se requieren? Sin duda, es una tarea que involucra 4 actores; el gobierno, la academia, la industria y los profesionistas mismos y cada uno tiene un papel importante por desempeñar.

Gobierno

Debe darse continuidad a las reformas estructurales y poner especial énfasis en la educativa y laboral. Únicamente con educación genuina este país podrá salir adelante, y en cuanto a lo laboral, las leyes que fomenten el equilibrio oferta-demanda, dando prioridad a los trabajadores sobre las empresas.

Academia

¿Qué tanto contribuyen las universidades para generar profesionales con las habilidades que se requieren? ¿Conocen realmente las necesidades de la industria? ¿Qué tan actualizados son sus programas de estudio? ¿Qué tan congruentes son con lo que México requiere?

Hoy día se habla continuamente de la especialización, programas enfocados a nuevas tecnologías, extensión académica, posgrados, diplomados, etc. En ese sentido, existen ofertas académicas de todo tipo. Sin embargo, tampoco son garantía de excelencia académica, ni profesional. Pero además, ¿qué hay de la relevancia que también debería darse a aspectos no-técnicos? Como ya he dicho en otras colaboraciones, los tecnólogos en las organizaciones no solo administramos tecnología.

Industria

Desde el punto de vista de las organizaciones, es necesario establecer dentro de un marco ético y de meritocracia, los mecanismos para retener al talento que cuenten con las competencias que requieren. No son válidos el nepotismo y los conflictos de interés. Por ejemplo, deberán poner especial interés a capacitación, programas de desarrollo carrera, revisiones salariales, equidad de género, etc.

Profesionistas

Por último, para los profesionistas de TIC sería infructuoso pensar que nuestra preparación termina en la universidad. El cambio mismo nos obliga a mantenernos actualizados, no sólo en términos de tecnología, sino también del entorno tanto local como global para estar mejor preparados ante cualquier contingencia. Si bien el mundo de las tecnologías es muy vasto, nunca está de más conocer aspectos que puedan complementar nuestra formación y área de especialización.

Pero más importante aún es actuar conforme a valores éticos y profesionales y fomentar una cultura laboral sana hacia afuera y dentro del área de TI. No perder de vista, que las personas son igual de importantes que la tecnología que entregamos.

Las conclusiones del estudio mencionado arriba es que México debe desarrollar al personal que requieren las empresas para aprovechar al máximo las reformas estructurales y cubrir la demanda. Yo insistiría que dicho nivel de talento humano es necesario para que las mismas sean una realidad. ¿Cómo hablar en nuestra industria -o cualquier otra- de reformas y competitividad dentro de un entorno carente de ética, valores y habilidades no solo técnicas? Como ya dije, cada quién desde su trinchera tenemos mucho por hacer.


© 2020 by Arturo Téllez Mejía

Correo Electrónico de Arturo Téllez Mejía
  • Perfil Facebook Evolución Digital 5.0
  • Perfil LinkediIn Arturo Téllez Mejía