Blog Personal

  • Arturo Téllez

Hardware, Software, ¿Humanware?


Evolución Digital 5.0

El mes pasado, TEK Systems publicó los resultados de su encuesta anual 2015 sobre “Estrés y Orgullo de TI” realizada a más de 1,000 profesionistas del área. De acuerdo con dicho estudio, los tecnólogos de información en las empresas están menos estresados en comparación con el 2014 y mencionaron cómo temas relacionados con mantenerse a la vanguardia con la tecnología, lidiar con las peticiones organizacionales y el balance vida-trabajo, son sus 3 principales causas de estrés.

El estudio publicado no precisa en qué regiones/países se aplicó dicha encuesta, pero necesariamente me hace reflexionar sobre si los profesionistas de TI en México arrojaríamos los mismos resultados. Y es que, con las actuales presiones organizacionales por entregar valor al cliente a través de la tecnología, los temas políticos e intereses particulares que en ocasiones acontecen al interior de las empresas y los avances tecnológicos, se vislumbra un escenario poco libre de estrés para TI y dicho sea de paso, para cualquier otra área.

Los responsables de las áreas de Sistemas nos preocupamos –si es que lo hacemos- por el hardware y el software. Pero, ¿qué hay del humanware? Cualquier definición de TIC que hoy se digne de estar completa debe necesariamente incluir, no solo la parte dura y suave de la tecnología, también debe considerar las prácticas y los procesos involucrados y por supuesto las personas, tanto quienes la usan como quienes la operan y administran.

Pareciera una constante en el ámbito corporativo en México relegar al elemento humano. Aún cuando hoy día hablamos de agilidad, tendencias, nuevos marcos de referencia para la administración de las tecnologías, muchas veces el último actor en el reparto es el que hace que ese engrane funcione, el elemento humano.

Actualmente muchos programas académicos tanto a nivel licenciatura como posgrado son híbridos, incluyendo temas tanto técnicos como de gestión. Se exalta el éxito profesional, pero poco el éxito a nivel personal que se consigue por proceder con base en valores éticos y profesionales con los cuales debiésemos conducirnos en el ámbito corporativo y fuera de él, para con nuestros clientes/usuarios, proveedores y empleados.

Y como siempre cuestiono… todo esto, ¿Qué tiene que ver esto con nosotros como profesionales de TI? Y más aún, ¿en qué nos atañe como responsables de la función informática?

Bueno, resulta que tradicionalmente –y también de forma errónea- en México percibimos al CIO como un semidios. Cierto o no, en nuestras manos se depositan sumas importantes de dinero y proyectos de relevancia estratégica. Resguardamos información vital para la toma de decisiones y administramos nada menos que toda la base arquitectónica en temas tecnológicos. Por lo que, el asegurarnos que el elemento humano tenga los elementos necesarios para sentir menos estrés es un tema que también nos corresponde.

En otras palabras, no solo administramos servidores, equipos, proyectos y licencias de software, también tenemos a cargo el “recurso” más importante, las personas y en consecuencia la enorme responsabilidad de potencializar las capacidades y competencias de nuestra gente.

Considero que las tres preocupaciones mencionadas por los profesionistas encuestados pueden respectivamente solventarse con capacitación técnica, el desarrollo de las famosas “soft skills” (habilidades suaves) y el promover y propiciar un equilibrio de las cargas de trabajo, con base en desempeño.

Por último, pienso que si dicha encuesta se aplicara en México, resultaría que la cuarta causa de estrés- dadas las condiciones del empleo en México- es la estabilidad laboral. Por lo que, tampoco podemos jugar con la estructura, funciones y perfiles de los profesionistas que conforman el área, ya sea por capricho o por la desesperación de “mantener bajo control” los fuegos que en ocasiones nosotros mismos provocamos. Todo bajo la consigna de que cualquiera es dispensable.

Han también evolucionado los estilos de dirección y liderazgo –cosas diferentes por cierto- y el estilo autocrático comprobó su ineficacia hace muchos años. Como CIOs, debemos dejar de pensar que somos los únicos poseedores de verdad y dar al elemento humano la relevancia que tiene dentro las TIC.


© 2020 by Arturo Téllez Mejía

Correo Electrónico de Arturo Téllez Mejía
  • Perfil Facebook Evolución Digital 5.0
  • Perfil LinkediIn Arturo Téllez Mejía