Blog Personal

  • Arturo Téllez

Ni empresas, ni profesionistas por digitalizar


Recientemente platicaba con una académica e investigadora, sobre el impacto de la crisis por COVID-19 en el ámbito educativo y coincidíamos en que si bien muchos estudiantes y docentes estaban enfrentando el reto de la educación a distancia y saliendo avantes, también acordábamos que no todos lo hacían bajo las mismas condiciones. Tanto por el tema de infraestructura como por los recursos y habilidades disponibles. Bien dicen por ahí que no todos estamos en el mismo barco. Más bien atravesamos la misma tormenta en diferente barco.


Evidentemente la educación no fue la única arista que se vio afectada. La comercialización y consumo de productos y servicios, el entretenimiento, la convivencia e incluso la actividad física por mencionar algunos se volcó al uso de plataformas digitales –en muchos casos, forzado- desvelando que, si bien era posible acelerar la adopción de tecnología, aún persisten áreas de oportunidad a nivel país, industria y sociedad.


Y es que, en mi opinión, muchos años nos resistimos a la tan machacada digitalización. Por un lado, las empresas, por desconocimiento y falta de recursos financieros y humanos que les faciliten la transición. Por otro, los profesionistas sobretodo los de la generación Baby Boomer y en algunos casos X resistiéndose al proceso-aunque por supuesto hay excepciones-. Y en medio, el gobierno que tampoco ha avanzado lo suficiente en temas de planeación, infraestructura y políticas al respecto en los últimos 20 años.


Sin duda es un momento histórico. Tenemos ante nosotros la posibilidad de capitalizar este momento a nuestro favor aprovechando los beneficios de la tecnología, pues apostar a que todo volverá a ser igual cuando esto “termine” implicaría un retroceso. Algo similar a haber simplemente estado en pausa todos estos meses.


Los negocios deberán reinventarse–si es que aún no lo han hecho-. Los profesionistas y empresas deberán continuar apostando en la medida de lo posible al esquema de teletrabajo y el desarrollo de nuevas competencias desde lo digital y el gobierno mismo deberá acelerar su digitalización en pos de la continuidad en los servicios, la seguridad, la asistencia social e incluso recaudación fiscal.


La única certeza de la situación que vivimos es que al parecer ni regresaremos a la normalidad, ni será en el corto plazo. Por lo que, la única opción es reinventarnos digitalmente con todo lo que ello implique. Un punto a destacar. Se requiere la acción inmediata del gobierno para hacer contrapeso a la caída en la economía, ya que de lo contrario, no habrá ni empresas ni profesionistas por digitalizar.

© 2020 by Arturo Téllez Mejía

Correo Electrónico de Arturo Téllez Mejía
  • Perfil Facebook Evolución Digital 5.0
  • Perfil LinkediIn Arturo Téllez Mejía